3.11.15

Momentos difíciles

Lo de hoy surgió porque uno de nuestros amigos de Facebook nos contactó para que compartiéramos en nuestro muro un post de su hijo que está pasando por una enfermedad terrible. 

Momentos-difíciles


Este gesto nos conmovió he hizo que pensáramos sobre la importancia del apoyo familiar en los momentos difíciles.  Sin esto estaríamos aislados, sería agravar a limites casi insoportable las dolencias.

Las relaciones con nuestra familia son básicas para fortalecer nuestros valores, estos vencen y prevalecen ante cualquier enfermedad, ¿y cuáles son nuestros valores? Pues son esos derechos que defendemos desde nuestro más profundo interior. Es un derecho que no discutimos porque no podemos negociarlos. En este caso es admirable como este joven de 17 años habla de la vida y de su circunstancia. 
Hay momentos en que el miedo nos juega una mala pasada. Miedo a la reacción del otro. Miedo ante una enfermedad grave. Miedo a no ser aceptado. Miedo ante una situación difícil. Miedo a no saber qué decir. Miedo a la soledad. En fin, hay toda una amplia gama. Todos muy razonables y validos pero que si nos dominan y se apodera de nosotros dejamos a un lado nuestro derecho, dando lugar a la pasividad o la agresividad corriendo el riesgo de caer en la tentación de mirar a otro lado o de reaccionar violentamente.

Momentos-difíciles-dhclikCuando el grupo familiar expresa sus emociones y respeta los derechos de los demás. Está en el camino correcto. Desde allí se puede afrontar todas las situaciones que se presenten sin dejarnos llevar por la desesperación ya que tenemos la libertad emocional y el suficiente autocontrol para poder pedir ayuda. Somos capaces de escuchar sin perdernos en nuestra realidad, solo hablando de nosotros mismos y sin evadirla, dejando el tema de lado.
En este camino nuestra confianza aumente y aunque es posible que nuestra realidad no cambie totalmente podemos encontrar lo necesario para afrontar el día a día con ánimo y seguro de nosotros mismos.
Si en el entorno existe amor y respeto todas las situaciones pueden ser afrontadas con dignidad y seguramente todo será más llevadero. Aunque el problema sea agobiante, si contamos con el apoyo y la comprensión de nuestra familia y amigos el camino que estamos transitando será menos tormentoso. Después de todo nadie está solo. 
Desde Dos Hermanas en un click expresamos nuestra admiración y respeto a toda esa gente fuerte que atraviesa momentos tan difíciles y no se dejan abatir por las circunstancias. No toman el camino fácil de la auto-compasión. Avanzan es sus vidas. Luchan y salen victoriosos independientemente de las circunstancias, siguen haciendo lo que quieren hacer.