20.3.14

Renovación Primaveral

LA PRIMAVERA


Por mucho que aplasten a nuestras hojas, la Primavera es inevitable y florece la Libertad. 
Es tan fuerte la necesidad de renacer y resurgir que en la historia política contemporánea se ha tomado como ejemplo del florecimiento de la conciencia de los pueblos que han decidido  tomar las riendas de sus propios destinos, hacer uso de sus propios recursos, alzar la voz, aun pagando el costo de lo que significa un cambio de fondo, para permitirse evolucionar.
Primavera flores blancas
Bocanada de aire renovador

Es el momento de imitar a la naturaleza y ponernos creativos, buscar salida a esos problemas que nos traen de cabeza... Así como nos cambiamos de trajes, y dejamos atrás los abrigos, los nuevos pensamientos tienen que venir con la alegría propia de esta época.

Vamos a tomar una bocanada de aire renovador. Tengamos presente que “no hay mal que dure 100 años…” pero las soluciones vienen de nosotros, del esfuerzo de muchos…  No dejemos que las circunstancias dominen nuestras vidas, tenemos que lograr ser nosotros los que determinemos nuestros propios destinos.

Así como la Primavera nos habla del primer verdor (prima, primer; vera, verdor) Vamos a vestirnos con los nuevos colores de la esperanza. Y así, cuando termine la primavera, y llegue el solsticio de verano, estemos ocupados en nuevas tareas productivas para nosotros y nuestra colectividad.