29.3.14

Vaujaus Teatro

Sorpresiva puesta en escena

En la información que dimos anteriormente sobre la obra, reseñábamos la opinión del público sobre un montaje, de otro grupo, de la misma obra, decíamos:
Se lee sobre la obra en una entrada reciente en Alternativateatral en donde la crítica del público hacia la obra apunta a que es un poco amarillista y acusa al guion de rozar el tema sin profundizar. Eso lo veremos este viernes y podremos juzgarlo nosotros mismos”

Le podríamos responder a ese público que vieran la adaptación realizada por Vaujaus teatro, que hemos podido ver hoy, no tiene desperdicio.

El VIII FESTIVAL NACIONAL DE TEATRO AFICIONADO. FERNÁN CABALLERO de DOS HERMANAS se caracteriza por traernos grupos y propuestas de alto nivel, en donde realmente el término amateur es un formalismo, este sábado quedo confirmado.  

Se ha presentado un grupo con una propuesta propia, estudiada y muy bien realizada que resalta el libreto y realmente está a la altura de un escritor como Juan Mayorga.

La obra es dura, un tema muy difícil que toca la fibra más interna de todos,  que si además se presenta con un ritmo, carácter y fuerza como la de este grupo de hoy,  no deja indiferente a nadie. La reacción de la gente es tan difícil como el tema.  

El programa de mano define su contenido de forma exacta:
[…] Esta obra habla de diferencias sociales, de abusos de poder, de la doble moral de muchos, de cerrar los ojos para no ver la realidad, de la falta de comunicación…Una obra en la que el espectador se convierte en un actor más ya que su complicidad e imaginación es fundamental para completar la propuesta escénica […]
Podríamos agregar que ningún personaje escapa a la culpa, a la impotencia,  ni al creerse con la verdad sobre el tema, ninguno ni siquiera el público.

Logran hacerte uno más de la historia como lo somos en la vida real, espectadores de una realidad horrible que vemos o leemos en tercera persona pero que aquí no las cuentan de frente a la cara y además nos piden que rellenemos detalles que asumimos nos los tienen que dar: como una escenografía, en donde ver una taza de café, un vestuario que mirar, una luces que
acompañen a los actores, en tercera persona, y no que nos increpen y nos obliguen a seguirlos y querámoslo o no a decidir si miramos o cerramos los ojos por un momento.

La propuesta de este grupo, en su mayoría estudiantes de arquitectura y otras facultades de la universidad de Sevilla, resulta muy dinámica, centrada en el discurso, sin necesidad de adornos. Muy trabajada el juego de perspectivas, a todo nivel (espacial y argumentativo) Nada maniqueísta,  ni complaciente,  presenta la realidad del tema con toda su complejidad y sus soluciones ambiguas y subjetivas. Su final no podía ser otro que las voces anunciando el telón.

Muy personalmente nos recordó el trabajo de dirección de Lars Von Trier con la propuesta fílmica Dogma y concretamente nos recordó mucho Dogville, salvando las distancias entre cine y teatro, los ritmos de la obra y tema.

Teatro del que propone y llama a reflexión. Del que violenta e incómoda por evidenciar lo que todos vemos a diario y preferimos verlo desde un punto omnisciente de espectador. Nos encantó que incluso los personajes de la obra estuvieran en la misma situación, solucionando lo que pensaban entendían perfectamente e incapaces de solucionar su entorno, en el fondo no muy diferente. Es que en al final todas las familias tenemos más en común de lo que nos pudiera diferenciar. Y esa ya es una conclusión muy personal nuestra.

Esperamos que los que a pesar de la lluvia pudieron ir,  hayan disfrutado tanto de este trabajo como nosotr@s y lo a los que no pudieron asistir, recomendamos no se pierdan la próxima oportunidad de verlos en acción, igual es Sevilla… no está muy lejos.

Al grupo y al festival gracias por el nivel que nos ofrecen, esto hace que nos esforcemos por estar a la altura e ir subiendo el listón mucho más. El teatro a nuestro entender tiene mucho de entretenimiento para pensar y reflejar, cosa que hoy se ha cumplido a cabalidad. Estos chicos hacen honor a su influencia más evidente cumpliendo con la definición de la Escuela de la Bahaus en donde “Uno de los principios establecidos [...] desde su fundación es 'La forma sigue a la función' "