3.10.15

¿Sabías qué es el palodú o el flan?

DOS HERMANAS EN PALABRAS II (GASTRONOMÍA)



Anteriormente hablábamos de esas palabras típicas de Dos Hermanas que sólo los nazarenos conocemos bien y que hacen de los recuerdos un bonito tesoro en nuestra memoria. Hoy  hacemos mención  a cómo se dicen una serie de palabras y términos que hacen referencia a alimentos y comidas, de toda la vida, de nuestra localidad, y que han hecho a lo largo de la historia las delicias de los paladares de los nazarenos. Palabras que fuera de nuestro ámbito local poca gente conoce por esos nombres, sino que lo hacen por otros diferentes.

Palodú, arazú, artramuces...


Sabías-que-palodú-flan-calentitos
ummm unos calentitos
Comenzamos haciendo referencia a un dulce que hacía las delicias de los niños nazarenos , no hace mucho tiempo, nos referimos al palodú, que no es otra cosa que la rama de la planta de donde sale el regaliz, a éste  en Dos Hermanas se le llama arazú. Otro alimento que picoteaban los niños y adolescentes,  hace algunos años, eran los denominados chochitos, que son los altramuces, los habitantes de Dos Hermanas le dicen artamuces; antaño era muy común cuando se iba al cine de verano comprar  vasitos de plástico con este alimento, en la actualidad aún se sigue consumiendo, es muy normal llegar a cualquier bar del lugar pedir una bebida y que te pongan un platito con chochitos,  por cierto, un apunte,  los nazarenos no decimos golosinas, decimos chuchería o avíos de matá, aunque está última fórmula  es más común para mencionar a los frutos secos, y ¿por qué avíos de matá?, muy simple, porque comiéndolos matamos el tiempo, como modo de distracción. En verano, los niños de Dos Hermanas paliaban los
efectos del calor tomándose un flash, pero ellos lo pedían en el kiosco, de turno, como flan, hoy día los sigue habiendo e incluso con ampliación de sabores, en los años 80, por ejemplo, recuerdo que existían tres sabores: fresa, limón y naranja, con el paso del tiempo se fueron incorporando los de coca cola o los de manzana.


Pero no sólo nos encontramos en Dos Hermanas formas exclusivas de nombrar a las chucherías o aperitivos, sino que también llamamos de manera diferente a alimentos que se tomaban o se toman como desayuno, o como merienda. Es el caso de los calentitos, de rueda o de papa, que en otros lugares  son conocidos como churros o porras, o los coscorrones,  pan en rebanadas,  palabra muy usada en nuestra localidad como sinónima de rodajas, frito, con azúcar por encima o la famosa espoleá o gachas, a base de  agua y harina, dándole sabor con sal, matalahúva, leche y azúcar al cocinarlo. En la época de la posguerra de la Guerra Civil, al ser años difíciles, y debido a la escasez de alimentos que había, era algo que se consumía mucho, en la actualidad se puede tomar como un postre o como una merienda.


En ciertas épocas del año, por tradición, es frecuente hacer guisos típicos de aquí, por ejemplo, acercándose la Romería de Valme o en vísperas, me cuenta mi tía que era muy común que en los hogares nazarenos se hicieran lo que nosotros conocemos como tarbinas de bacalao o lo que se conoce como buñuelos de bacalao, que aquí no se les dice de esa forma, tarbinas, me cuenta también que era típico en Semana Santa, el Jueves y el Viernes Santo, debido a la tradición religiosa guisar garbanzos con bacalao para el almuerzo, puesto que según el cristianismo esos días no debía de comerse carne.

Sabías-que-palodú-flan-tarbinas
Tarbinas

Otros guisos típicos de Dos Hermanas son: la comida de pringá, hecha con garbanzos, chícharos que es como llamamos en nuestra localidad a las alubias, carne de cerdo, carne de ternera, chorizo, morcilla y tocino, además se le puede añadir lo que son taganina, planta herbácea de la Familia de las Asteraceae,, conocida como cardo de olla o tagarnina, no taganina que es como se pronuncia en Dos Hermanas, a la comida de pringá se le puede echar, también, en vez de taganina, lo que son pencas, que es el nervio central de la hoja de la acelga. Los amantes de las verduras toman alcauciles que es sinónimo de alcachofas, pero aquí se usa poco el segundo término, típico plato nazareno son los alcauciles rellenos. 

En invierno, con el frío los habitantes de Dos Hermanas son muchos de hacer puchero, plato similar, pero no igual, a lo que se conoce como cocido, el caldito del puchero de Dos Hermanas es mano de santo para el estómago en una noche de feria, si te has tomado uno o dos rebujitos de más. Por cierto, típica bebida de la localidad a base de manzanilla o fino con refresco azucarado, o tomarlo durante el camino de vuelta de nuestra Romería, para asentar el estómago de tanta comida. 

Y no nos podemos olvidar del sopeao de gazpacho (gazpacho con pan migao), que en verano es comida de Dioses, la sopa de tomate con mucha hierbabuena, una buena tapa de papas aliñás, en cualquier terracita de cualquier bar del pueblo, una de menudo o más conocido como callos o unos caracoles burgaos, que actualmente se ven poco, pero que antiguamente los nazarenos los comían, son un tipo de caracoles, algo más grandes que las cabrillas (también típicas de estos lares), parecidos a los caracoles franceses.

Dos Hermanas tiene sello propio en cuanto a vocabulario y gastronomía se refiere, es todo un lujo poder disfrutar de los manjares de nuestra ciudad y tener forma propia de denominarlos.

En nuestro próximo post cambiaremos de temática y os contaremos a qué jugaban los niños y niñas de generaciones pasadas en Dos Hermanas, os esperamos.


Anteriormente en Sabías que...