31.10.15

¿Sabías que Halloween no es una tradición nueva?

¿TRUCO O TRATO?

Como cada año desde hace unos cuantos, Dos Hermanas se prepara para la noche del 31 de octubre. Noche  de Halloween, una tradición, que se supone, relativamente, nueva en nuestro país y por ende en nuestra localidad. 


La noche de Halloween, de un tiempo hacia acá, es una noche “festiva”. Donde niños y no tan niños se disfrazan bajo distintas temáticas, como pueden ser: los fantasmas, las brujas, los vampiros, los zombis o cualquier cosa que tenga que ver con lo sobrenatural. Y una vez disfrazados salen a las calles. Los más pequeños para buscar, de casa en casa, caramelos y dulces, con la conocida frase “truco o trato”. Los más mayores aprovechan la ocasión para irse de fiesta hasta altas horas de la madrugada y pasar un rato divertido.

En España lo que ha tenido mayor peso y que, desde siempre, hemos tomado como tradición ha sido la festividad de Todos los Santos, el día 1 de noviembre, y la de Todos
los Santos Difuntos, el día 2 de noviembre.  Aunque como he hecho referencia al principio de este post, de unos años para acá hemos asumido, también, como nuestra, una tradición exportada no de EE.UU, como todos creemos, sino de Irlanda.

Pero quizás lo que muchos no sabíamos es que esta “nueva” tradición, en realidad, no es tan nueva en nuestro país como la pensábamos y que, en parte, se viene celebrando, incluso, desde antes que EE.UU empezara  a celebrar la famosa “Noche de brujas”. Puesto que lo que se viene celebrando en nuestro país, desde hace muchísimos siglos, cada víspera del día de Todos los Santos, es decir la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, no es más que el referente al Halloween estadounidense o más bien del original irlandés.

Halloween significa “All Hallows Eve”, que traducido al español es “Vísperas de todos los Santos”. Por tanto, podemos decir, que esta celebración no es más que la evolución, a lo largo de la historia, de una serie de conmemoraciones paganas que se fueron celebrando a lo largo de los siglos, incluso desde antes del nacimiento de Cristo.

Sabías-que-Halloween-no-es-nueva-en- nuestro-país
Un par de ejemplos de estas fiestas paganas son:


1. el Samaín o fin de verano, que ponía inicio al Año Nuevo Celta. Por ejemplo, en esta época los celtas celebraban el final de las cosechas y del buen tiempo, aprovechando la llegada de la oscuridad y del frío. Esta oscuridad y este frío hacían que los espíritus volvieran para estar mezclados entre los vivos. Especialmente esa noche típica del 31 de octubre. Dando lugar, de esa forma, a mitos y leyendas sobre seres sobrenaturales que volvían de entre los muertos para llevarse consigo a algunas almas. Los druidas celtas, ante este posible robo de almas, lo que hacían eran disfrazarse para poder escapar de esa manera de la muerte, pasando desapercibidos ante los ojos de la misma.

2. Y por otro lado tenemos que en el siglo IV d. C se empezó a celebrar, lo que todos conocemos, como el día de Todos los Santos. Su fecha original no era el 1 de noviembre, sino el 13 de mayo, y lo que se celebraba ese día era la conmemoración de las persecuciones y asesinatos de todos los mártires, durante los primeros años del cristianismo. 
En el siglo VIII, la fiesta fue trasladad del día 13 de mayo al día 1 de noviembre, para separarla del paganismo del samaín

Con el paso de los años, en cada zona, la fiesta se fue adaptando y se fue mezclando incluso con tradiciones propias. Como, por ejemplo, el caso de la frase de “truco o trato”, que por cierto, procede de la Edad Media, no teniendo mucho que ver con la versión moderna y americanizada de la misma.

También es muy típica en esta festividad la tradición gastronómica, como por ejemplo los famosos dulces de  “huesos de Santo”, que son elaborados por Hermanas de muchos conventos, en nuestro país, o las famosas castañadas típicas de esta época del año. O la tradición de poner calabazas secas y vacías con una luz en su interior, en las ventanas de las casas. Esto ya más típico en la tradición moderna de Halloween en EE.UU.

En definitiva, Halloween en sus diferentes variables, ya sea como fiesta pagana o como celebración santa, con el día de Todos los Santos (1 de noviembre)  y el día de los Difuntos (2 de noviembre), es una celebración que hace culto a los difuntos, a la muerte, a lo sobrenatural, a lo que escapa al control de la razón y la lógica de nuestra mente. 

Una ocasión para estar en contacto con los que ya no se encuentran entre nosotros; honrándolos visitando sus tumbas en los cementerios y acordándose de ellos llevándoles unas flores, si eres de los que celebra el día de Todos los Santos y el de los Difuntos. Y para salir, disfrazarte y divertirte si eres  más de los de “truco o trato”.

O incluso, si eres de los que le gustan los conjuros, hechizos y sortilegios, hasta puedes aprovechar estos días para sumergirte en el oscuro mundo del ocultismo, el espiritismo y lo paranormal.

Así que….¿Truco o trato? Disfrutad del fin de semana hagáis lo que hagáis. Y recordad que os esperamos el próximo sábado con otro tema en ¿sabías qué…?